Jueves, 23 de febrero de 2006
Imagen
Imagen
Iban dos horas de concierto y los acordes de "Satisfaction" enloquec?an a la multitud, que revoleaba remeras por encima de las cabezas. Con la camiseta celeste y blanca de la Selecci?n, Mick Jagger ensay? un pique de unos cincuenta metros, de una punta a la otra del escenario. Fren?, areng? con sus brazos a los ocupantes de la platea San Mart?n, y sigui? cantando. Iban dos horas de concierto y los Rolling Stones empezaban a despedirse de su primer show en River. Con la misma intensidad del principio. Para redondear un espect?culo impecable, sin fisuras, que tuvo en su segunda parte lo mejor.

Arrancaron 21.50, con una explosi?n que tron? desde los equipos de sonido, se vio en la pantalla gigante y se traslad? al p?blico. La elevada sensaci?n t?rmica se multiplic? dentro del estadio. Y los Stones regalaron los primeros acordes de "Jumpin'' Jack Flash".

Vestido de negro, con una chaqueta roja, Jagger comenz? a desplegar sobre el escenario sus habituales movimientos. Corri?, sacudi? sus brazos, movi? su cintura como lo hac?a cuarenta a?os atr?s. Y ratific? que este regreso quiz? sea en mejor forma que las dos visitas anteriores. Es que los Rolling, esta vez, llegaron a presentar "A Bigger Bang", el primer disco de estudio en ocho a?os, y con mejor repercusi?n en cuanto a cr?ticas que "Voodoo Lounge" y "A Bridge to Babylon", los trabajos que motivaron las giras de 1995 y 1998, respectivamente.

"Hola Argentina, hola Buenos Aires", fueron las primeras palabras de Jagger, en castellano, despu?s de "It''s Only Rock & Roll". Y sigui?: "Pasaron ocho a?os. Los extra?amos. Est?n igual que siempre".

La pantalla gigante, de asombrosa nitidez, devolv?a los gestos de Jagger, la imagen del rostro imperturbable de Charlie Watts detr?s de la bater?a, los movimientos de Ron Wood y la cl?sica postura de Keith Richards, casi de rodillas, para hacer sonar su guitarra. Los Stones ofrecieron contundencia en cada uno de los temas. Siguieron con "Shattered" y "Oh No, Not You Again", el primer tema del nuevo disco. Y el recital ingres? en una especie de meseta. Baj? su intensidad, pero nunca su calidad.

"The Night Time is the Right Time", un cover de Ray Charles, fue un homenaje al cantante, que muri? el a?o pasado, y sirvi? para empezar a mover al p?blico otra vez. La voz de Lisa Fisher brill? al lado de la Jagger y dio pie a la presentaci?n de la banda. ?La mayor ovaci?n? Para Keith Richards, que se emocion?, y emocion? con la interpretaci?n de "This Place is Empty". Despu?s cant? "Happy". "Los extra??", dispar? Richards, al mismo tiempo que Jagger volv?a al escenario y se escuchaban los primeros acordes de "Miss You".

El escenario se movi? y, con la banda tocando, se traslad? hasta el centro del campo de juego. Lo que sigui? no dio respiro. "Rough Justice", un tema nuevo, "Start me Up", "Honky Tonk Women", "Simpathy for the Devil", "Paint it Black" y "Brown Sugar". Primer final.

Llegaron los bises: "You can''t Always get What you Want" y "Satisfaction". Y las remeras; y la corrida de Jagger. Gloria a los Stones.

(0)  | Enviar