Mi?rcoles, 14 de septiembre de 2011

PROMOCIÓN DE SERVICIOS EN PÁGINAS NO SEGURAS

Este tipo de fraude consiste en enviar correos electrónicos promoviendo bienes o servicios con precios muy atractivos, tales como ofertas de viajes a precios increíbles, o de bienes con descuentos significativos.

En ocasiones, incluso pueden decirnos que ganamos un concurso a través de una tarjeta de crédito y nos piden ingresar los datos de su tarjeta para verificar que efectivamente se trate de nosotros. O bien, para darle un toque menos sospechoso, nos piden efectuar alguna compra (falsa) para tener acceso a nuestro premio.

Hay diversas formas para engañarnos con tal de robar los datos de nuestra tarjeta de crédito y entonces clonarla o bien, realizar operaciones fraudulentas en línea.

Para protegernos de este tipo de fraudes de distintas maneras, podemos:

Todo lo que parece demasiado bueno para ser verdad, generalmente lo es. Nunca hagamos transacciones si no conocemos a la empresa o no estamos seguros de la autenticidad de la oferta. Es decir, no debemos hacer caso si recibimos una oferta de un viaje a través de “viajeschidos.com” o de “floridatravelplusscam.com”; no compremos en “compraspirata.com”. Verifiquemos siempre que la empresa con la que hacemos negocio esté formalmente establecida y regulada.

Al hacer transacciones en línea, verifiquemos que la página es segura y qué certificados de seguridad tiene. Por ejemplo, verifiquemos que la dirección de Internet comience por https: (la s es de segura) y que en la parte inferior de nuestro navegador exista un ícono de un candado, que indique que la página es segura para transmitir nuestros datos en ella, de lo contrario nuestra información viajará de forma pública. Verifiquemos adicionalmente qué protocolo de encriptación tiene dicha página de Internet (debe ser por lo menos 128 bits). Por otro lado, siempre es mejor que tenga íconos de verisign que verifica y certifica la seguridad de la página web.

CORREOS ELECTRÓNICOS CON FALSAS PROMESAS DE DINERO

Estos son correos en los que nos anuncian que ganamos la “lotería suiza” o bien, que tenemos una herencia de un pariente lejano en nuestro favor con una cantidad importante o propuestas de transferencias de fondos con una jugosa comisión para nosotros.

La idea de esta gente es simplemente buscar engancharnos. Una vez que lo hemos hecho, nos solicitan pagar los “gastos” relacionados con el trámite (enviarnos el dinero de la lotería o la herencia o bien, la transferencia de fondos) y una vez que mandamos los fondos que nos piden, simplemente desaparecen del mapa.

Podemos protegernos pensando lo que ya indicamos: todo lo que parece demasiado bueno como para ser verdad, lo es. No dejemos que la ambición nos gane: la promesa de recibir dinero a cambio de pagar poco es un fraude.

Adicionalmente a lo que ya hemos hablado, existen otro tipo de fraudes con Internet que pueden o no afectar nuestras finanzas personales, tales como los ataques con virus que tienen como función principal robar datos almacenados en nuestra computadora y/o destruir los mismos, con software espía que tiene como finalidad registrar nuestros hábitos de navegación e incluso robar información personal o bien, el ataque directo de hackers cuya finalidad es entrar en un sistema ajeno sin permiso (ya sea para mostrar la poca seguridad de los sistemas o bien para robar información). En ocasiones no somos nosotros quienes recibimos un ataque sino los sistemas de los bancos, por ejemplo, causando bajas en el servicio.

Cabe mencionar que, como una medida adicional para prevenir fraudes en línea, ahora todos los bancos han distribuido, por ley, dispositivos a sus clientes llamados tokens en los cuales se introduce el concepto de clave o contraseña dinámica, para tratar de incrementar la seguridad en las transacciones.

Via el economista

GIF Concurso 300x250